EL VETO

|

Si pasan Vds. por las inmediaciones del antiguo Astano, observarán un cartel variable en el que se indica que faltan tantos meses para finalizar el veto. Es una indicación ciertamente alentadora y de gran importancia. El veto impuesto por la CE a la construcción naval en Perlío, suscrito por el Gobierno español de los 80 y con la firma y apoyo de los sindicatos que lo bendijeron a cambio de muy buenas prejubilaciones, siendo, como hemos visto, pan para hoy y hambre para mañana. Que se levante el veto es buena noticia, pero hay que pensar que el de enero próximo se puede reanudar la actividad en el astillero, pero ¿qué actividad? A falta de 5 meses no se ha preparado nada, ni material ni contratos de construcción ni personal. Y así no se puede empezar, ya que al finalizar el veto no tenemos nada preparado. Es momento ya de que empresa y sindicatos se pongan manos a la obra para volver a hacer productiva una factoría que fue orgullo y motor ferrolano y tiene que volver a serlo.

 

EL VETO