DESCENSO VEGETATIVO

|

Que la crisis está pasando una grave factura, difícil de contrarrestar en el tiempo dado su alcance, a la ciudad de Ferrol y al conjunto de la comarca es ya bien sabido. Del mismo modo en que aumenta el paro y cae el consumo, la falta de empleo también determina el crecimiento de la población, y no solo por cuestiones como la emigración para encontrar trabajo. El número de fallecidos ha sido en el primer semestre del año el doble que el de nacimientos, un reflejo más de la inseguridad en la que se vive ante la pérdida de empleo y que vuelve a redundar negativamente en una urbe ya con más del 50% de su población pensionista.

DESCENSO VEGETATIVO