JUSTICIA

|

Vivir es una cosa que se aprende viviendo. Nos gustaría ya saberlo todo de una vez y no tener que aprender más. Porque aprender es cansado. Sin embargo no nos queda más remedio. La vida mientras se vive siempre es incompleta y por ende llena de preguntas. Muchas de ellas sin respuesta. A eso le llamamos experiencia. Soñamos con cosas tranquilas, que ésta se vuelva definitiva, porque lo definitivo es el fin de todas las preguntas. Esta es una época de prueba, donde renovar las viejas preguntas nos hará encontrar quizás otras respuestas. De repente el mundo se ha de- sengrasado y chirría mientras gira; las palabras, al menos las que utilizábamos hasta ahora, no responden para dotarnos de la experiencia necesaria para entender el mundo, incluso al otro. Simón Weil definía la justicia, “el pensamiento común de los que piensan separados”, definición bella como ella sola, ahora que nos quieren aislados. La justicia es algo que de siempre tiene que ver poco con el poder y sí mucho con nosotros.

JUSTICIA