REFORMISMO

|

Cada vez que el Gobierno del Partido Popular emprende una reforma para arreglar algo, nos jode vilmente. Da igual que sean sobre la sanidad, educación y becas, impuestos, salarios y, ahora,. las pensiones de jubilación. Ya les había pronosticado que esto iba a suceder, y lamento haberlo visto venir. Seguro que no fui el único; no hace falta ser muy listo para saber con quiénes estamos tratando.
Teniendo en sus siglas tantas pes, no es raro que nos hagan tantas putadas que, sin ningún rubor, ellos llaman reformas (nunca recortes).
Ahora, la “nueva fórmula” de Rajoy sobre la reforma de las pensiones, nos costará 33.000 millones de euros hasta, como mínimo, el año 2022. Si un Gobierno aplasta el poder adquisitivo de quienes se jubilaron, tras pencar con su esfuerzo a mejorar el país, a cambio de bajos salarios, merece una respuesta contundente de defensa, y no claudicar ante semejante cabronada.

REFORMISMO