Un plan urbanístico con muy poco color rosa

|

AZNAR, ahora que se ha metido a lobista, con “b”, no con “v”, o sea, no será un depredador de mujeres, sino un depredador de voluntades al servicio de Trump, debería matricularse en cualquier máster, cursillo, seminario, clase... que organice el lobby Lgtbi, que ha demostrado que sí que sabe lo que es conseguir sus objetivos. Que se lo digan al Ayuntamiento de Boadilla del Monte. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha tumbado el Plan General de Ordenación Urbana... por no tener perspectiva de género. ¡Casi nada al aparato! La culpa, por ciento, según la sentencia, no es del Concello, sino de la Comunidad de Madrid. Así que ya lo sabe la coruñesa por consanguinidad –su padre y su abuelo lo eran– Cristina “Supertatoo” Cifuentes, a poner más color rosa en su vida.

Un plan urbanístico con muy poco color rosa