Ana Botella se va de brunch para mejorar su “inglis pitinglis”

|

ANA Botella demostró su dominio de las lenguas cuando durante la presentación en Argentina de la candidatura olímpica de Madrid recomendó tomar una “relaxing cup of café con leche in plaza Mayor”. La exalcaldesa no quiere perder soltura con el “inglis pitinglis” y ha cogido la costumbre de ir de brunch, una fusión entre el desayuno y el almuerzo que cada vez gusta más a los anglosajones. Que le apasione esa deconstrucción de lo que aquí fue toda la vida de Dios el bocata del del recreo no supone ningún problema, lo malo es que se fue a “brunchear” a la hora a la que estaba citada a declarar ante una comisión municipal y eso sí que es propio de alguien “bad educated”. 

Ana Botella se va de brunch para mejorar su “inglis pitinglis”