Albricias ¡somos inmunes!

|

¡A nosotros con el coronavirus! Llevamos aguantando los derrapes del Gobierno, los eructos de las derechas unidas que, según el CIS de Tezanos otra vez sale vencida y los cuentos del señor Feijóo que ahora ¡le echa la culpa del “no” paritorio de Verín a la Xunta de 2008! Primero fue la Sanidad la que mereció la crítica de los profesionales de la salud y ahora le estalla “el plurilingüismo” puesto en marcha en 2010. Manuel Rivas, miembro permanente de la Academia Gallega no asistirá a ningún acto donde esté presente Feijóo, hasta que este derogue el decreto que significó “el exterminio de la lengua gallega (sic). Ya el Consejo de Europa había criticado el citado decreto. .

Y todo esto sin salir de casa, como quien dice. Tenemos en pie de guerra a ganaderos y agricultores pues no le salen las cuentas. En verdad, la cuenta la pagamos nosotros y las ganancias las grandes superficies que van acabando con el pequeño comercio y, de paso, con la llamada España vaciada que antes llamábamos rural. Y ¿recuerdan lo que aquí se dijo sobre las eléctricas? Pues Enrique Palazuelos, catedrático de Economía Aplicada y autor de “El oligopolio que domina el sistema eléctrico, avisa: las nuevas tecnologías supondrán que cada vez los costes de producción serán menores pero el dominio del mercado, cinco grupos dominantes, ejercen gran poder”

Y si echamos una mirada alrededor nos encontramos con Trump que respalda los intereses de Israel, pues su plan perpetúa la ilegal ocupación del territorio palestino, en contra de todas las advertencias de Naciones Unidas. Más cerca, en Bruselas, la Eurocámara entre risas, llanto y canciones se consuma el divorcio del Reino Unido y la Unión Europea y nos caen nuevos problemas: la pesca, Gibraltar y el futuro de los españoles allá y los ingleses acá. ¿Qué va vamos a hacer los ciudadanos del común? ¿Qué hemos hecho para padecer esto? Y si tenemos un minuto de alegría con el Depor, nos cae la noticia de que la caverna policial de los tiempos de Rajoy y su fiel y pío ministro de los palos, el tal Fernández, intentaron destruir las pruebas que iba cantando Bárcenas. ¿Vale como panorama? Pues aquí estamos entre tormentas de agua y viento y los tormentos a que nos empujan los políticos. ¿Resistiremos? Seguro. Ya tenemos callo. Con todo lo padecimos somos ya inmunes.

Albricias ¡somos inmunes!