La llamada más lógica de la historia

|

Jorge Fernández Díaz es aquel ministro del Interior de los tiempos de Rajoy que sentía una especial devoción angelical. Tenía –es de suponer que aún lo tiene– un ángel de la guarda llamado Marcelo, al que le rezaba un par de jaculatorias y le encontraba sitio para aparcar en un momento. Igual se trataba de un policía municipal pluriempleado en el más allá. Desaparecido del mundo hace una larga temporada, Fernández Díaz ha vuelto a este valle de lágrimas para confesar que la niña Soraya le advirtió en plena ofensiva del procés de que  tuviese mucho ojo con el teléfono, ya que los Mossos se lo tenían pinchado. ¿Cómo lo avisó? Con una llamada, claro...

La llamada más lógica de la historia