FUEGO AMIGO

|

Mientras Netanyahu farda de bombardeos en Gaza, diciendo: “Esto es lo que les pasa a quienes nos retan”, en otro ataque israelí con cohetes en el sur del Líbano resultó muerto un soldado español que prestaba sus servicios a la ONU.
No sé si se puede decir que fue “víctima de fuego amigo”, porque creo que Israel no tiene amigos en ningún sitio, que no sea Estados Unidos, que también mataron a José Couso con fuego amigo. Y aunque se intentó juzgar al tanquista yanqui que le disparó, y a pesar de aquello de la Justicia Universal, tanto el periodista José como el soldado Javier, están muertos y nadie pagará por ello. Triste suerte de dos españoles que prestaban servicios a la verdad y la paz, lejos de sus hogares y sus seres queridos, a los que no volverán a ver nunca. Mientras, el Rey estaba en Fitur, hablando de no sé qué Marca España. No sé, a mí la marca esa me parece una mierda que no sirve para nada.

 

FUEGO AMIGO