LAS LIEBRES Y LAS SARDINAS

|

Prietas las filas, todos juntos y con un ojo en Santa Lucía y otro en San Macario (que Mariano aún no decidió la fecha) la maquinaría propagandística del PP (esa que, durante décadas, contó con dinero “abondo” de procedencia sospechosa, según doña Justicia) prepara, desde la fábrica de ideas de FAES, un panorama que ya quisiera para si Alicia cuando llegó al País de las Maravillas…
Y vale todo: desde las mentirijillas hasta las trolas, pasando por cuentas que son cuentos. Y te repiten eso de “por el mar corren las liebres y por el monte las sardinas, tralará, tralará…”.
Ya saben: ellos como liebres y nosotros “afogados” como sardinas. Y si el sector lácteo está de mala leche, entre los “doentes” de Vigo, en particular, y de Galicia, en general, el cabreo es mayúsculo y la operación del hospital Cunqueiro un fiasco… Y, como casi siempre, detrás de una concesión o contratación algo huele a podrido: para AGE, hay que investigar la adjudicación del hospital de Vigo a un cargo del PP.
Cuando hablan de economía y beneficios hablan de lo suyo. De sus negocios en Sanidad, Educación… al convertir lo público (pues el dinero que cuesta es de todos) con el beneficio privado, de su gente, sus apoyos, los que engordaron esa caja “B” de la que tanto escriben policías, fisales y jueces…
La economía gallega, que deja de bostezar tras años de letargo, se aleja más de España, cuentan los que saben, pues la demanda interna avanza la mitad que en el resto del Estado…
Y cuando nos quieren contar eso de la recuperación, nos esconden que “el relevo en las autonomías saca a la luz una deuda impagable”. Es la herencia fiscal que les deja el PP a los nuevos administradores de Castilla-La Mancha, Extremadura, Valencia, Aragón, Cantabria… un agujero negro que no tapan los aeropuertos fantasma, las obras faraónicas, las trampas en el presupuesto… Y mientras, austeridad para el ciudadano, sacrificios y aquí en Coruña la caja vacía…
Y así, en este juego de medias verdades y presupuestos falsos, Rajoy hace trampa utilizando de manera partidista las reglas de juego, basándose en su mayoría absoluta que solo un futurible que la realidad pone en duda.
Por eso Santa Lucía (el 13 de diciembre) les dejará claro que por el monte corren las liebres y por el mar las sardinas.

LAS LIEBRES Y LAS SARDINAS