El peligro de condenar a toda una raza

|

Una nueva violación grupal, en este caso en Bilbao, ha vuelto a sacar a la sociedad a la calle para denunciar estos actos de violencia contra la mujer, inconcebibles a estas alturas del siglo XXI. Sin embargo, lo peor es que la reiterada presencia en este tipo de ataques de ciudadanos extranjeros está provocando una cierta ola de xenofobia y racismo que sacude con fuerza las redes sociales. Los españoles tienen que ser lo suficientemente maduros como para distinguir que quien comete un acto de estas características es un delincuente, sin más, independientemente de su raza o lugar de procedencia. Y si esto no es suficiente, baste recordar que también son muy sonados casos en los que todos los violadores eran españoles de esos de “pura cepa”. 

El peligro de condenar a toda una raza