Un presupuesto que es para otra ciudad

|

SE ve que a Iago Martínez, el Rasputín de Teis, aún le duelen aquellos días en los que Eugenia Vieito –sí, hay una concejala que se llama así y que es la responsable de Hacienda– lo situó al borde de la indigencia, pues se olvidó de incluirlo en los presupuestos municipales. Y tanto que le duele; como alcalde de la sombra convenció al alcalde en la luz, Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, para que la obligase a protagonizar un solo en la presentación de las cuentas para este año. Semejante privilegio está reservado a unos cuantos elegidos; pero en su caso más que premio fue un castigo, un castigo tan rotundo como en el que supone para los coruñeses el proyecto que dio a conocer. ¡Qué miedo! No hay un solo problema real de la ciudad que se pueda resolver con esas previsiones. Hasta iniciativas estrella de la Marea, nasía pa’ganá, reciben cuatro patacones. Aunque en el fondo que más da, si la especialidad de la casa es dejar sin ejecutar la mayor parte de las partidas. Menos mal que este año, habiendo elecciones en mayo, casi no tendrán tiempo de gastar, que si no... Aunque también pobres de los que vengan detrás. A ver cómo hacen para afrontar la segunda mitad del ejercicio. FOTO: vieito, durante la presentación del presupuesto | quintana

Un presupuesto que es para otra ciudad