UNIVERSIDAD

|

Se está investigando a 48 universidades públicas españolas, a raíz de recibirse numerosas quejas de alumnos que han mostrado su desacuerdo sobre el modo de calcular lanota media de sus respectivos expedientes académicos. El asunto estriba en que no hay una norma clara que establezca un criterio sobre las calificaciones que deben tomarse en cuenta para hallar la nota media del expediente.

Determinadas universidades españolas tienen en cuenta para hacer la media además de las materias propias de la titulación, otras obtenidas en complementos formativos.

Ha sido remitida una recomendación al Ministerio de Educación en la que se pide que se elabore una norma de carácter estatal que contemple un sistema uniforme y de aplicación en todo el Estado para calcular la nota media de los expedientes académicos de los estudiantes, la escala a utilizar y la información que debe expresarse en las certificaciones académicas.

Así se persigue que se garantice la igualdad de oportunidades en los procesos de movilidad en los que éstos participan. El asunto tiene su importancia ya que la nota media del expediente académico en muchos casos resulta determinante a la hora de acceder a una universidad o de intentar cambiar. También es importante para aspirar a una beca o para conseguir un contrato como personal investigador en formación, o bien para recibir ayudas de universidades para favorecer la movilidad de estudiantes en masteres oficiales. O becas para cursar masteres en universidades extranjeras, o ayudas para la movilidad de estudiantes universitarios.

Cabe decir que un total de 271.499 alumnos se presentaron el año pasado a las pruebas de acceso a la universidad (PAU), lo que supone un incremento del 10,9% de alumnos con respecto al año anterior. El 85,8% aprobaron, un punto más que el año pasado, que fue del 84,8%: En la convocatoria de junio se registraron más aprobados que en la de septiembre, según el Instituto Nacional de Estadística. Por sexos, la proporción entre hombres y mujeres aprobados fue similar (85,9% frente al 85,7%).

También subió el número de mayores de 25 y de 45 años que intentaron acceder a la Universidad y que lograron aprobar. La masificación mayor se da en las Facultades de Ciencias de la Información, donde una ingente cantidad de aspirantes a periodistas parece ignorar que difícilmente encontrarán empleo al terminar la carrera.

UNIVERSIDAD