Auf wiedersehen

|

Por si fuera poco el folletón (con perdón), de “Boquita de Piñón”, con dientes de tiburón, disputando (con perdón), las piltrafas del PSOE al “Erre que Erre Sánchez”, he tenido que tragarme las leches que Puigdemón largó del Independence Day catalán de los cojones, para enterarme.
¡Ya está bien, joder! No solo estoy a favor de que Cataluña se independice; ¡Quiero que se vayan de una puta vez y dejen de dar la vara, coño! Y la culpa de que no lo hayan hecho ya es de Podemos, que pide un referendo para el asunto, y por eso no negoció el PSE con ellos. 
Mirad, santiños de Podemos y otros: A los independentistas catalanes les importa todo un carajo. Harán lo que se les ponga en los huevos, y listo. Digan lo que digan Rajoy, el Constitucional, el Supremo, Fernández Díaz, María Santísima, y la madre que parió a Bayolo. ¡Pero aún no lo habéis entendido! Harán un puto referendo y,  como los ingleses a Europa, dirán: Auf wierdersehen.
 

Auf wiedersehen