FANTASMAS DE OTROS TIEMPOS

|

Vuelven fantasmas de otro tiempo que creía definitivamente muertos. Cuesta trabajo entender que en España,  miembro del G 20, haya tantos niños con problemas de deficiencia nutricional que ha obligado a la necesaria y urgente, no sé sí eficaz, intervención de los Gobiernos Autónomos para corregirla. Leyendo los datos no puedo evitar recordar a mi madre, y a las de mis amigos, cuando me decía en tiempos casi olvidados: “hijo, come más”; convenciéndome para que engordara, ya que tal estado era símbolo de salud. Decía que para hambre la que ella había pasado en su Cartagena querida durante la guerra.
Evidentemente en España no sufrimos una guerra que justifique el deficiente estado alimentario de tantos niños, pero la crisis económica, y el ruinoso fracaso escolar, hace que la pobreza crezca. Y, como siempre, los débiles son las principales víctimas, pero no únicas; porque me pregunto, sí los niños tienen deficiente alimentación, ¿cómo será la de sus padres y abuelos?, probablemente peor. Aunque lo grave, siéndolo, no es hoy; es el mañana. España con Letonia y Rumanía ocupa el vergonzoso pódium del fracaso escolar y pobreza infantil, con una tasa del 20% en nuestro caso. Una barbaridad en nuestro país que tuvimos y despilfarramos recursos importantes. Debemos tener en cuenta que los niños pobres de hoy, serán los padres pobres de los niños pobres de mañana. La pobreza se hereda y es difícil salir de ella si no se toman las medidas preventivas necesarias, y no exclusivamente en corregir las deficiencias alimentarias. No hay que olvidar que el fracaso escolar y la pobreza van de la mano.  Es necesario que los gobiernos apliquen políticas que corrijan tales deficiencias porque las consecuencias pueden ser irreparables, provocando un futuro costo social enorme. No puede ser exclusivamente dar de comer, hay que enseñar a pescar. Hay que avanzar siendo muy ambiciosos y rigurosos con los procesos educativos para que sean eficaces y eficientes. Lo contrario es ser más pobres. Es nuestra obligación ser exigentes con la calidad formativa y con el cuidado de los más pequeños.
entre-todosdf@gmail.com

 

FANTASMAS DE OTROS TIEMPOS