El culebrón de Podemos continúa

|

El culebrón podemita a cuenta de los despidos de los responsables de la limpieza interna de la formación está adquiriendo tintes de culebrón. Los de Iglesias han decidido pasar al contraataque asegurando que el despido de José Manuel Calvente se produjo por acoso. Este, por su parte, insiste en que en lo suyo es el caso de la típica venganza del jefe, toda vez que ha puesto de manifiesto la trama de corrupción que domina la cúpula de la formación morada. Por si esto fuera poco, la otra implicada, Mónica Carmona, que todavía no ha sido despedida, insiste en que no existe ningún expediente abierto contra Calvente por ningún tipo de abuso, por mucho que el sector duro afín al coletudo líder podemita apunte en esa dirección. “No pensé que fueran a llegar tan lejos”, dijo Carmona, y es evidente que si la acusación de acoso sexual o laboral es falsa, la cúpula de Podemos ha tocado fondo. Es difícil caer más bajo.

El culebrón de Podemos continúa