Eso, piensa

|

Asu casa, como a la mía, llegó la carta de un candidato, con un reto: piense, eche cuentas; mira alrededor, tu ciudad, tu pueblo, tu empresa…
Un servidor va un poco más allá: al igual que en la publicidad de unos famosos supermercados nos dicen que una cosa es hacer la lista de la compra y otra la compra lista, en el caso de mañana es muy importante elegir lo mejor.
Para eso conviene pensar. Contar, medir y pesar. ¿En tu  familia, hay parados y/o empleados con salarios de hambre? ¿En tu ciudad, en tu pueblo, la mancha de las corruptelas, del amiguismo, te llenó de vergüenza y asco? ¿En las empresas que conoces, pagan tasas e impuestos de acuerdo a las leyes o usando la llamada ingeniería tributaria? ¿Cumplen los horarios, pagan las horas extras?
¿Alguien en tu entorno tiene que pensar, por culpa del copago, si merienda o compra las medicinas…? ¿Conoces a alguien que espere menos de noventa días para una cita con el especialista o una intervención…? ¿Conoces algún centro docente donde no redujeran el número de docentes…? ¿Ya te contaron que en verano van a “cerrar” más de un centenar de camas….? ¿Ya te dijeron que hicieron con los millones del céntimo sanitario…? ¿Ya sabes que el número de millonarios crece en España como en ningún otro lugar del mundo?
Hay que pensar, claro que si, en lo que pasa ahora y lo que viene sucediendo en estos últimos años. Pensar, reflexionar.
Contar y pesar lo que costó la corrupción, lo que significa la deuda como herencia y lo que suponen los planes que nos anuncian desde fuera y los manejos de quienes nunca han sido elegidos pero tienen el poder que decide sobre vidas y haciendas… Tiene que recordar que, estos días funcionaron las cloacas del Estado, como algunos políticos usan policías y funcionarios  en beneficio partidario. Tienes como ciudadano que señalar las líneas rojas que no puedes aceptar.
Si antes votaste por lo que esperabas que hicieran, esta vez vota, en legítima defensa,  por lo que viste que hicieron. Recuerda lo que decía Genaro: si te engañaron una vez, la culpa fue  de ellos. Si lo hicieron dos veces, reparte contigo la culpa, pero si te engañan otra vez…solo tú  serás culpable. Piénsalo bien.
Un servidor hace un alto después de votar pero espero encontrarlos aquí, antes de que remate la primera decena de julio. Piensen, por favor. 

Eso, piensa