Un concejal que apunta a showman

|

para ser un representante público hay quien cree que se debe tener un punto de showman, por aquello de que lo mismo hay que saber moverse con soltura ante las cámaras que defender con vehemencia una postura frente a la oposición o animar una celebración popular. En esto, la corporación coruñesa tiene a todo un experto: el concejal de Educación y Cultura, que por algo se ha ganado el honor de ser el más solicitado para oficiar bodas en el ayuntamiento. Lo mismo levanta al público con un pregón inspirado que comparte confidencias con una diva de la canción como si lo hiciese a diario. Y cuando la concurrencia la forman escolares, no tiene rival. Empezar con un “¿cómo están ustedes?” suele ser garantía de éxito, pero saber ganarse a los chavales hasta el punto de que le hagan los coros es otro nivel. Si se cansa de la política, podemos augurarle un gran futuro en el espectáculo.

Un concejal que apunta a showman