3, 2, 1... Entramos

|

Mi vida es una aventura constante y como mi padre está postulándose para ser el Sánchez Dragó de Ferroliño, pues la semana pasada me invitó a su programa de tv Ferrol y yo pasé a ser la nueva Ayanta Barilli. Eso sí, cada una en su estilo, faltaba más. 

La experiencia la verdad que maravillosa, porque lo pasé muy bien y nos reímos mucho. Yo salí de allí pensando que a lo mejor daba la impresión de que a veces hablando me estaba a punto de dar una embolia, pero ¡qué va! Muy bien defendido oigan. Sí, ya me lo digo yo todo... 

Si alguno de ustedes ha ido alguna vez a un plató a realizar algo de este estilo, ya sabrán que el tema, cuando menos, es divertido. Que si te pongo el micrófono por aquí, que si la cámara apunta para allá, mueve un poco la silla para salir encuadrada, que en el monitor ves lo que se está enfocando... una risa todo. Yo estaba como en un chiquipark. 

La conversación trató sobre cine español, tema poco original viniendo de mi, lo sé, pero lo cierto es que resultó muy ameno y a mis ojos, cualquiera que lo vea pasará un buen rato. Ahí se tocaron temas variados: desde un repaso a la filmografía de Cuerda, hasta una servidora recitando un pasaje de “La venganza de Don Mendo”, pasando por los premios Goya 2020 más destacables. Y todo eso entremezclado de muchas risas y alguna que otra broma cómplice, porque la sangre es lo que tiene y treintaiún años conviviendo dan para crear un mundo propio que salta y traspasa la pantalla. O esa es mi opinión. 

Véanlo si pueden, que para eso está YouTube. A mi me hará mucha ilusión. 

Gracias, padre.

3, 2, 1... Entramos