La aplastante grandilocuencia de Llamazares

|

ASEGURAN los que saben que la grandilocuencia es una de las armas favoritas de los extremismos –de derecha o de izquierda, que venche sendo o mesmo– ya que permite narcotizar a la audiencia y conseguir con más facilidad el control social. Gaspar Llamazares formado en la ortodoxia comunista, domina bien esa técnica y la utiliza con maestría. “Pablo Iglesias representa una soberbia generacional, una efebocracia sin sentido”, ha afirmado con ampulosidad. Ha sido breve, no ha hecho bostezar a nadie y ¡cuánta razón tiene! 

 

La aplastante grandilocuencia de Llamazares