Una rebelión que no entiende de colores

|

La ministra de Hacienda ha logrado lo que parecía imposible. María Jesús Montero ha conseguido que todas las comunidades autónomas se hayan sublevado por el pago del IVA adeudado. Bueno, todas no. Cataluña pasa y el País Vasco y Navarra, como por eso de su foralidad van por su cuenta, pues no se manifiestan. Pero el resto, independientemente del color del partido que mande, están muy cabreados e incluso, algunos, lo dicen en voz alta sin cortarse lo más mínimo. Y es que, además, la negativa a pagar el dinero que se les adeuda llega con la noticia de que el Gobierno regará de millones a Cataluña, en su intento de aplacar con euros sus ansias independentistas. Y eso, duele muchísimo.

Una rebelión que no entiende de colores