Unidad y generosidad

|

NUEVA exhibición capilar. Esta vez en Teo, donde durante unos años reinó el coruñés que gobierna Santiago, Martiño “2.0” Noriega. En el concello con nombre de personaje de cuentos se presentaron el ya octogenario Beiras, que lució su pelo crecho de toda la vida, y el cuarentón Antón Sánchez, con sus trovas de heavymetalero, pero esta vez ocultando su camiseta negra también de heavymetalero bajo una camisa, que ya se sabe que vai moito frío –por cierto, qué contraste con las camisas de cuadros que tanto gustan a los alcaldes mareantes–. El irmandiño maior y el golfiño irmandiño arengaron a las masas anovadas con mensajes sobre la necesidad de emplearse con “unidade e xenerosidade” para que el PP sufra una severa derrota en 2019. Bonitas palabras que sonaron casi tan bien en los oídos de los fieles como una sonata interpretada al piano por Beiras, pero para derrotar al PP en 2019 va a hacer falta algo más que “unidade e xenerosidade”, llenar la urnas con papeletas donde no haya gaviotas y eso parece un poco más complicado.

Unidad y generosidad