PUEBLO DEL DIABLO

|

Afirmo que el Gobierno de Israel y sus mandos militares deberían ser detenidos por crímenes contra la humanidad, y juzgados por un tribunal internacional en Nuremberg (no en la Haya), como antes se hizo con otros criminales de su pelaje.
Matar niños para que no puedan llegar a ser terroristas debe ser una cosa práctica y entretenida para esos hijos de puta. Da igual que se utilicen tanques, aviones al uso, helicópteros, misiles, bombas o drones, lo que importa es que el blanco no se mueva, no tenga capacidad de defensa, y tampoco de respuesta. El pobre Ban Ki Mon no sabe cómo decir que esos cabrones son unos asesinos, y desespera viendo que, tanto EEUU como Europa, “pasan” de él como de la mierda. Aplican sanciones económicas contra Rusia por lo de Ucrania, pero lo de Israel contra el pueblo palestino se la fungan. Hay que expulsar de todo lo que suene civilizado a Israel: el pueblo elegido del diablo.

 

PUEBLO DEL DIABLO