Sin un grano en la nariz y sin escoba

|

Pinta de bruja pirulí no tiene, más que nada porque nunca se le ha visto un grano en la nariz ni tampoco volando en una escoba, pero Kimberly Thompson, que tocaba la batería en el grupo originario de Beyoncé, estaba empeñada en que la cantante era una bruja. De hecho, presentó una demanda judicial en la que la acusaba de practicar la magia negra para perjudicarla. La percusionista no se presentó en el juzgado el día de la vista y el juez archivó la causa contra la mujer de Jay Z. La tal Kimberly Thompson debe estar un poco pirada, pero el juez que admitió la demanda... ese está pirado del todo.

Sin un grano en la nariz y sin escoba