La falta de madurez de los políticos españoles

|


A Mariano Rajoy le queda hoy lo más duro. No tiene que ser fácil ver cómo, uno tras otro, los diferentes portavoces de los partidos van pasando por la tribuna del Congreso con el único objetivo de ponerte a caer de un burro. Sin embargo, los políticos ya saben que eso les va en el sueldo. El problema es que los ciudadanos no tienen por qué asumir que la política se reduce a eso y tampoco tienen por qué comprender que los siete grandes pactos de Estado ofrecidos por Rajoy, sobre todo a los socialistas, terminen en la papelera. Porque aunque sus señorías no sean conscientes, la realidad es que España necesita superar de una vez esta patética fase que está atravesando y para eso solo hace falta que los que perdieron las elecciones sean conscientes de ello, de que no son los elegidos para gobernar. Resulta patético ver cómo todo se basa en los intereses partidistas y se desprecia con tanta facilidad la aplicación de medidas que ayuden a los ciudadanos.

La falta de madurez de los políticos españoles