SUBCONTRATA EN DEFENSA

|

No es habitual que una empresa contratada para desempeñar su actividad en las instalaciones militares se halle en la situación en la que se encuentra ahora Cleanet, subcontrata de limpieza. El casi medio centenar de mujeres que trabajan en la firma iniciaron ayer una huelga indefinida para reclamar el pago de la nómina de septiembre. Para la CIG es evidente que la situación deriva de la falta de solvencia necesaria por parte de una compañía que se hizo con un contrato de 12 millones de euros en todo el país. Defensa debería afinar la puntería.

SUBCONTRATA EN DEFENSA