TITULADOS EN JAZZ

|

La música ya tenía, desde 1975, su “Día Internacional”, el 1 de octubre, fecha establecida por la Unesco que ahora agasaja a una de sus manifestaciones proclamando el 30 de abril como “Día Internacional del Jazz” con el objetivo de sensibilizar al público general sobre las virtudes de la música jazz como herramienta educativa y como motor para la paz, la unidad, el diálogo y el refuerzo de la cooperación entre pueblos.

Personalmente siento una recóndita emoción por este nombramiento dada mi implicación como veterano aficionado al jazz cuando este parecía que a casi nadie le gustaba. Evidentemente los tiempos han cambiado desde aquellos primeros años 60.

Hoy el jazz, que antes se consideraba “lascivo”, es respetado y en Galicia tenemos festivales, clubs estables y muy buenos músicos, incluso sellos discográfico especializado en jazz que promueven la obra de artistas gallegos.

Ahora también tenemos titulados de Jazz. en el Conservatorio Superior de Música da Coruña que recientemente recibieron un reconocimiento por su titulación en un acto celebrado en el Auditorio Andrés Gaos del Conservatorio donde en la Big Band del mismo, dirigida por Kin García, expusieron sus méritos notables, de calidad interpretativa, creatividad y composición.

Porque el jazz es una música de creatividad ilimitada que combina composición e improvisación y se renueva cada vez que se toca. Por ello necesita de una enseñanza pormenorizada que día a día se va notando de forma ostensible en los músicos.

Es evidente que el músico de jazz ha de ser un buen músico., saber armonía, solfeo, y una vez que no te peleas con el instrumento, te puedes meter en una escuela e incluso buscar becas para aprender más sobre armonía jazzística, composición, improvisación... vamos, lo que es el idioma.

Un músico de jazz no puede competir en la escena si no tiene una preparación envidiable. Una preparación que hoy día se puede “escuchar” en la nueva generación de músicos de jazz. El panorama es muy bonito en el sentido en que tenemos muy buenos músicos y la parte oscura, que la hay, es la falta más infraestructura para que puedan tocar todos como deberían poder tocar.

TITULADOS EN JAZZ