Un país que no es nada democrático

|

China, nadie lo duda, es un régimen totalitario. Eso sí, tienen tanto dinero invertido en deuda soberana de los países occidentales, que todos, absolutamente todos, le rinden pleitesía a sus líderes. Bueno, todos menos uno: Donald Trump anda ahora enzarzado en una guerra arancelaria que ya veremos cómo acaba. Sin embargo, la mayoría de los mortales creen que la democracia llegó a Rusia en el momento en el que se acabó la Unión Soviética y la hoz y el martillo desaparecieron de su bandera. Nada más lejos de la realidad. El pasado fin de semana más de 800 personas fueron detenidas en Moscú por cometer el terrible delito de solicitar una elecciones municipales libres. Al final, no es de extrañar que Putin y los suyos se alíen con los catalanes, al fin y al cabo, tienen el mismo sentido de lo que es la democracia.

Un país que no es nada democrático