Judiadas

|

Ya no sé cuántas van con ésta. Me refiero a las conversaciones de paz entre judíos y palestinos. De momento empieza como todas: Israel suelta presos palestinos como ejemplo de buena voluntad. Pero ya se verá.
Estas conversaciones terminarán igual que todas las anteriores: como el rosario de la aurora. Israel seguirá construyendo casas para colonos judíos, Hamás lanzará unos misiles (cotrosos pero misiles), y todo se irá a la mierda. El guión ya es archiconocido.
Cualquier atisbo de asumir Israel la decisión de las Naciones Unidas del año 1946, no deja de ser más que tramoya orquestal. Música de viento que el mismo viento trae y lleva, en un círculo muchas veces trazado con iguales notas discordantes: tú no me das, yo no te dejo. Al tiempo: no creo que estas conversaciones duren más de cuatro meses, hasta que se rompan, e Israel tome otros prisioneros. No sé quién carajo los nombró el pueblo de Dios.

 

Judiadas