UN PAÍS ESTAFADO

|

La penúltima estafa está muy clara: Artículo 50 de la Constitución “los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones adecuadas,  Periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad…”.
Pues meten la mano en la caja y retiran miles de millones que hacen imposible n solo la suficiencia económica, sino la supervivencia, durante la tercera edad.
Al tiempo sus señorías,  que disfrutan de una media de cuatro mil euros al mes además de otras gabelas,  con ocho años de cotización se garantizan una pensión que les permitirá la suficiencia económica necesaria para las gambas y los “Montecristo”
La primera está, también, muy clara: todos los españoles son iguales ante la ley. Y, al lado, leemos: el rey (¿habrá que elegir a un extranjero?) es inviolable, los parlamentarios gozan de un fuero especial que incluye un “suplicatorio” a sus colegas “para que dejen juzgar a un corrupto, un chorizo, un sinvergüenza…”
Pero, por si esto fuera poco, el partido de la gaviota da una nueva vuelta de tuerca inclinando la justicia hacia los ricos al elevar las tasas. Más claro: una justicia para quien pueda y la doctrina Gallardón para el resto.
Y seguimos con lo que garantiza la “Carta Magna” que, como todo el mundo sabe, sirve para todo valiendo más a unos pocos.
 Por ejemplo: los poderes públicos promoverán un sistema de servicios sociales que atenderán los problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio…La respuesta ¿estafa? el recorte en todos los servicios que, juntos, suponen el estado de bienestar (RIP  según el PP) y además una obligación del ejecutivo que recauda tasas e impuestos con ese fin que es prioritario incluso en la carta de los derechos humanos…
Repasemos el artículo 31: “todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica, mediante un sistema tributario justo…y ahí tienen “SICAV , amnistías, trampas, descuentos a los parlamentarios, etc., etc.
Más: dice la Carta Magna que todo el mundo tiene derecho a la educación y que la básica es obligatoria y gratuita. ¿La realidad? Comedores cerrados, menos dinero para becas y menos profesorado…
Hay otras estafas como  las preferentes, el tema  Bankia, los ERES, Gürtel, Nos,  “Orquesta”, Pokemon, Pescanova, un Tribunal Constitucional hipotecado, etc.  
Aumenta la corrupción,  multiplican sus beneficios los empresarios mientras se empobrecen los trabajadores. Efectivamente Montoro  nos devuelve a la larga noche de piedra.

UN PAÍS ESTAFADO