ACAB

|

ace más de un año, Belén Lobeto fue detenida y multada con 600 euros por llevar un bolso con la cara estampada de un gato, y las siglas ACAB. La policía interpretó que el mensaje críptico que transmitía el acrónimo era “All cops are bastards” (“todos los policías son bastardos”) y no “All cats are beautiful” (todos los gatos son hermosos”). Fue ciertamente un caso extremo, pero cuando la Ley de Protección de Seguridad Ciudadana, más conocida como Ley Mordaza, otorga tanta discrecionalidad a la policial en la interpretación de las circunstancias, el resultado tiene que favorecer la arbitrariedad policial. 
En el pasado año se impusieron unas 34.000 sanciones al amparo de esta legislación. Es de esperar que con el permiso del tsunami catalán, y dada la infiltración en la policía de una extrema derecha cada vez más desatada, los parlamentarios encuentren tiempo y voluntad para modificar la ley.

ACAB