De cuentas y cuentos

|

os cuentos –él les llama presupuestos– nos hablan de un país feliz que apoyan a las familias, los emprendedores, el empleo y la estabilidad – se dan de bruces cuando alguien pide que salgan las cuentas. 
Y ya hay problemas cuando por voz de Tellado (el heraldo de don Alberto) se nos asegura que el presidente de la Xunta ahorró a los gallegos mil quinientos millones en impuestos. Seamos serios, señores peperos. ¿A quién les ahorraros los impuestos? ¿A las amas de casa, los parados, los jubilados? ¿No sabe que con los impuestos se pagan medicinas, ayudas, se arreglan carreteras, etc.? El cuento de los señores Feijóo y Tellado es el de Robín de los Bosques…al revés. Premia a los ricos y hace la puñeta a los pobres.
 Se lo explico: la Red Gallega contra la Pobreza el 23 % de la población gallega está en riesgo de exclusión social cuando no en el umbral de la pobreza, tres puntos por debajo que la media nacional. La población más castigada es la femenina con empleos más precarios y peor pagados. 
Sigue el informe: más de trescientos mil gallegos reciben una pensión de trescientos setenta euros o menos y, acaba el informe, ocho de cada diez familias pobres tienen a una mujer al frente. ¿Estas cifras, estas cuentas, no dejan en ridículo todos los cuentos que nos endilgan un día sí y otro también desde el servicio de propaganda del gobierno gallego, amplificados por sus pregoneros.
Y cuando la Xunta “saca pecho” para contarnos el maná que recaerá AHORA sobre A Coruña y el resto del reino, está reconociendo las carencias que sufre Galicia en infraestructuras, en gastos médicos (otra vez nos esconden la cifra del céntimo sanitario) en ayuda a los dependientes, etc. que menos cuentos y más cuentas claras.
Sigamos haciendo las cuentas de ese dinero que se escapa por la ciénaga de la corrupción: Aguirre, otra presidenta de la Comunidad de Madrid delante de los jueces para responder por delitos de cohecho, malversación, falsificación, fraude y prevaricación en torno a las campañas electorales presuntamente pagadas con dinero de la caja B del partido. 
Pero sobre esto “Genealogía de la corrupción española”, Paul Preston recoge en un libro ciento cuarenta años de la historia reciente marcada por la venalidad, incompetencia política y la brecha social y territorial (sic.)., en España desde Alfonso XIII y Franco hasta Gürtel o Urdangarin… No es cuento ¿eh? 

De cuentas y cuentos