“ELLA LO HA HECHO TODO”

|

Ella es la Virgen María, a la que, bajo la advocación de Auxiliadora, celebra hoy el orbe católico. La frase que encabeza este artículo fue pronunciada por San Juan Bosco, fundador de la congregación salesiana, que desde sus inicios se puso bajo la protección de María Auxiliadora. Hoy celebran su patronazgo los cuerpos de Aduanas, otras varias entidades y muchas ciudades del mundo, consagradas a María Auxiliadora.

Pero este año la advocación de María tiene un sabor especial, ya que bajo su protección viene a La Coruña la urna que contiene las reliquias de San Juan Bosco. Estará en la iglesia parroquial de María Auxiliadora desde el mediodía de mañana hasta el atardecer del sábado.

El 16 de agosto se cumplirán los 200 años del nacimiento de Don Bosco. Con el fin de prepararnos a la celebración de este acontecimiento, esta urna con las reliquias va recorriendo los diversos continentes. Desde el 1 de mayo se encuentra en España, a donde Don Bosco vino por primera vez en 1886. En todas partes esta visita ha despertado gran entusiasmo. Centenares de antiguos alumnos de La Coruña acudirán a la iglesia con este motivo.

A las primeras promociones de sus antiguos alumnos Don Bosco les decía: “Sois la honra y la gloria de mis últimos años; ya no sois los muchachos a los que tanto quise, pero siento que ahora os amo muchos más que antes”.

En abril de 1884 tuvo que ir Don Bosco a Roma y allí por primera vez se sometió a una entrevista periodística, que le hizo un reportero del “Journal de Roma” y que se publicó el 25 de abril de 1884. En ella dijo Don Bosco: “Yo no soy un profeta. Vosotros los periodistas sí que lo sois un poco. Por tanto, a quien hay que preguntar qué va a pasar es a vosotros. Nadie, excepto Dios, sabe el porvenir… Dios salvará siempre a su Iglesia, y la Virgen, que visiblemente protege el mundo contemporáneo, sabrá hacer surgir sus redentores”.

María Auxiliadora había dicho a Juan Bosco en sueños: “A su debido tiempo todo lo comprenderás”. Así pues, viene la urna, que porta una reliquia de Don Bosco. El rostro fue reproducido con el calco que Cellini realizó al día siguiente de la muerte del santo. Sin duda, La Coruña se volcará en la iglesia de María Auxiliadora. Todos los antiguos alumno conocen el lema de Don Bosco: “Da mihi animas, caetera tolle” (Dame las almas, llévate lo demás).

“ELLA LO HA HECHO TODO”