Una eficiencia de esas que hacen historia

|

mucho se habla de la falta de eficiencia de la Administración, de la eterna burocracia y su lentitud. Y la verdad es que el mito tiene mucho de realidad. El mejor ejemplo es lo que está sucediendo con la línea 9 de Metro de Barcelona. Las obras llevan, a estas alturas, diez años de retraso y un sobre coste que supera los 5.000 millones de euros. Un disparate de magnitudes épicas por el que, curiosamente, todavía no ha dimitido ni un solo político ni un solo funcionario. No es de extrañar que Gabriel Rufián ande últimamente tan cabreado con las rebajas de impuestos de Madrid, querrá que la capital española recaude más para que le den el dinero a Cataluña para poder pagar estos dislates.

Una eficiencia de esas que hacen historia