PROPAGANDA INSTITUCIONAL

|

El lunes 26 de mayo de 2015,  un día después de las elecciones, entraron por el registro municipal cinco facturas presentadas por la redacción local de un conocido periódico (que no es Diario de Ferrol), por valor de 12.805 euros, para ser abonadas por el área de alcaldía. 
Todas tuvieron que ir a la Comisión de Cuentas por omisión en el expediente de requisitos o trámites esenciales.
¿Ayuda esto a explicar el encendido apoyo que dicho periódico concedió al candidato del PP durante la campaña electoral? ¿Tenemos derecho a sospechar que se usaron estos fondos públicos para financiar indirectamente su campaña? Realmente, no me atrevo a afirmar tales cosas, pero es muy importante la aprobación de una Normativa para Publicidad Institucional que impida en el futuro la repetición de estas dudosas prácticas, porque la mujer del César no sólo tiene que ser honrada, sino además parecerlo.

PROPAGANDA INSTITUCIONAL