Las dos varas de medir de la Marea

|

Cuando Marx se inventó aquello de la lucha de clases seguro que no estaba pensando en las castas que está estableciendo la Marea coruñesa en algo tan simple como el estacionamiento de los coches. Así, si a un conductor se le ocurre la mala idea de dejar su vehículo en una zona de carga y descarga, seguro que a su regreso se encontrará con un papelito en su parabrisas. Sin embargo, si elige para dejar su turismo una parada de bus, por ejemplo, a su regreso su parabristas seguirá tan impoluto como cuando lo dejó. Y es que hasta para multar, los mareantes son diferentes.

 

Las dos varas de medir de la Marea