La bomba era un petardo

|


LA bomba era un petardo, pero un petardo de los que aún están permitidos para que jueguen los niños. Pocos coruñeses conciliaron el sueño de lo nerviosos que estaban tras el anuncio de Xulio Ferreiro, el Varoufakis de A Gaiteira, de la remunicipalización de un servicio que supondría un hito en el universo. Y va y anuncia que ha iniciado el expediente para recuperar el control sobre cinco de las ocho bibliotecas del Ayuntamiento que gestiona la empresa Eulen. ¿Quién lo habrá convencido de que si no daba ese paso la ciudad caería en la depresión? Desde luego, quien lo hizo, que se ve que es una persona preocupada por la cultura, tiene una capacidad de embarque que supera a la de todas las consignatarias cuyos cruceros hacen escala en el puerto. Pero, bueno, al menos, los coruñeses ya podrán dormir tranquilos e incluso pedir explicaciones en el próximo Dillo ti. Seguro que su pregunta desordena un poco al movimiento vecinal.

La bomba era un petardo