La españolización de Zidane avanza

|

“ZINEDINE, o Fertimón” no suena bien, no rima como cuando es Ramón el interpelado. Un ripio de ese tipo da popularidad a una campaña publicitaria, lo que hace pensar que la empresa fabricante de abono y el floricultor madridista nunca irán de la mano, salvo que una u otro se rebauticen. De todas formas, parecía que Zidane no tendría problemas para mantener esplendorosa su flor, pues Lopetegui y Solari dejaron compost dabondo en el Bernabéu. Sin embargo, la temporada pasada fue mala; la pretemporada, peor y en esta ya ha habido un empate en casa. “Llegó su gol (del Valladolid) y a tomar por saco”, resumió el técnico. Ya parece más español que francés.

La españolización de Zidane avanza