Gastar bien

|

El Gobierno ha preparado unos Presupuestos con la mirada apuesta en las próximas citas electorales.
Va a rebuscar en los bolsillos de los profesionales liberales, también en los de las clases medias, y algo en los de las grandes empresas.
Pagar impuestos es una obligación si queremos mantener el Estado del bienestar. Por tanto el problema no es tanto si se suben los impuestos sino si realmente esa subida va a servir para sostener y mejorar el Estado del bienestar.
Nuestra Sanidad está entre las mejores del mundo pero en los últimos años los recortes han provocado que los profesionales de la sanidad estén desbordados, que falten medios, y que no se haya producido una renovación necesaria de las nuevas tecnologías sanitarias.
Hacen falta más médicos, en atención primaria y en los hospitales. Y enfermeras y ayudantes sanitarios. Y hacen falta con urgencia.
Lo inaceptable es que nuestros jóvenes médicos y nuestras enfermeras se tengan que marchar fuera de España para encontrar un empleo porque aquí, pese a que son necesarios, no se les da trabajo.
Formar a un médico o a una enfermera cuesta mucho dinero. En el resto del mundo aprecian precisamente la excelente formación de nuestros médicos. Como aprecian a nuestros investigadores. Porque esa es otra, el talento se nos escapa sencillamente porque aquí a los jóvenes investigadores no se les da ningún medio.
De manera que claro que es necesario que haya unos Presupuestos con contenido social que tengan un reflejo en la sanidad, en la educación, en la subida de las pensiones, en el cuidado de las personas dependientes.
La cuestión es gastar bien el dinero público, porque es dinero fruto del esfuerzo de los ciudadanos que somos los que pagamos impuestos. Y en demasiadas ocasiones los políticos manejan el dinero público como si este no fuera de nadie, como si creciera en los árboles.
Habrá que conocer con más detalle en que se va a invertir el dinero público, ver como se van a repartir los Presupuestos y es de esperar, y hay que exigir que sea así, que ninguna Comunidad resulte beneficiada en detrimento de otras. Veremos.

Gastar bien