La EDAR

|

O sea, que la Xunta de Galicia y el anterior gobierno local de Ferrol, dieron por buena y firmaron la recepción en agosto de 2014, de una estación depuradora de aguas residuales (EDAR) que costó 31 millones de euros y ahora sabemos que ni está completa, ni ha depurado un sólo metro cúbico de aguas negras, ni puede hacerlo porque parte de los equipos se han vuelto inservibles por la falta de uso y hay que hacer reparaciones. 
Esto no impidió que Emafesa pasara a los vecinos de Ferrol el cobro de recibos por este falso saneamiento, ni que forzada a reconocer estos hechos, URBASER se resista a devolver el dinero, pero lo más significativo es la frase de un cargo público del PP  exigiendo al actual gobierno que “gestione esta nueva crisis del agua mejor de lo que lo hizo el pasado julio”. 
Es decir, tras provocar un incendio, los pirómanos critican la actuación de los bomberos. Espectacular.
 

La EDAR