Una pequeña luz al final del túnel

|

esta es la segunda vez en la que nos dan datos para el optimismo. Desciende el número de contagios y, lo que es más importante, en Madrid van quedando liberadas las UCI, lo que supone que la presión sobre el sistema sanitario va descendiendo. Sin embargo, no podemos pensar que lo peor ya ha pasado. La lucha contra el coronavirus es una carrera de larga distancia, no un sprint y de nuevo llegarán datos que nos hagan perder la esperanza. El confinamiento empieza a pesar como una losa y lo hará más cuando nos comuniquen que al menos hasta primeros de mayo no podremos salir de nuestras casas. Sin embargo, aun así, hay que mantener la esperanza, ya hay luz al final del túnel.

Una pequeña luz al final del túnel