¡AQUÍ, LOS TAXIS!

|

Se va a armar una buena: Vigo y La Coruña perderán por ley casi un tercio de sus taxis. Afirma la ley que solo podrá haber un taxi por cada 900 habitantes. Así pues, en La Coruña quedarán hábiles 273. Y ojo, porque ahora circulan 522. Todo esto se debe a que el Gobierno gallego acaba de aprobar el anteproyecto de la Ley de Taxis, que va a afectas a 4.000 profesionales.

Las 522 licencias que tiene La Coruña corresponderían a una ciudad de casi medio millón de habitantes

 

Así, va a regular las concesiones que ha de aprobar la Xunta de Galicia y que va a permitir también que los ayuntamientos cercanos compartan el servicio. Hasta aquí, los simples enunciados, pero conviene matizar, porque el asunto no tiene desperdicio y va a traer cola.

Comencemos por decir que, al menos hasta ahora, una licencia de taxi en La Coruña puede frisar en 180.000 euros. En Vigo, puede alcanzar 200.000 euros y en Santiago de Compostela ¡pásmense! se han llegado a pagar más de 270.000 euros por licencia. O sea, que en estas tres ciudades de Galicia las licencias cuestan más que en Madrid o Barcelona.

De esta forma, la futura Ley del Taxi quiere regularizar esta carrera de precios y ajustarlos a una realidad que no se suba a la parra.

Con la Ley citada, se regulará el sector por primera vez en Galicia. También se consignará un apartado para vehículos de alquiler con conductor. La norma a sancionar concreta que habrá un taxi por cada mil habitantes, excepto en las ciudades de más de 150.000 habitantes, en las que el cómputo era un taxi por cada 900 habitantes. Y ya veremos qué pasa con Santiago, teórica capital de Galicia. Habrá, sin ninguna duda, follón. Me aclaran que las 522 licencias que actualmente tiene La Coruña obedecen a un desfase notorio, ya que corresponderían a una ciudad de casi medio millón de habitantes. ¿Qué pasará con las licencias que sobran en Marineda y Vigo? Téngase en cuenta que taxis y vehículos de alquiler facturan en Galicia 160 millones de euros al año.

También con la nueva Ley se establece la posibilidad de que existan áreas territoriales de prestación conjunta por acuerdo entre los ayuntamientos.

Los que se quedarán sin segundo empleo son los policías y guardias municipales que doblan ingresos cono taxistas en horas libres.

Allá veremos.

¡AQUÍ, LOS TAXIS!