Tocata y fuga

|

Recibo un correo de Alex Robert… amigo e informador desde el Parlamento Europeo, que dice así: “Carles Puigdemónt ha burlado la vigilancia a que era sometido por distintas fuerzas policiales, belgas y españolas, pues desde hace dos días no aparece en directo en las noticias belgas. Se sospecha que tras huir de su refugio, podría encontrarse ya en la costa de la Ribera francesa (Costa Azul), entre Niza y Marsella, desde donde pretende, aparentemente, dar el salto a España por mar, en el yate de lujo de un amigo, al estar los aeropuertos y fronteras terrestres españolas muy vigilados, tratando de evitar el ridículo de una entrada en España de Puigdemont, tal como hizo en su huida a Bélgica. Feliz Año Nuevo. Abrazos”. 
Alex me ha conmocionado con su último correo, porque no falló nunca en sus informaciones anteriores y, aunque el deber informativo prima, quizá yo no debiera levantar la liebre y dar pistas. Ahora no cabe más que esperar. 

Tocata y fuga