Los cuatro mártires

|

SI es verdad que en el medio está la virtud, el juez Llarena se ha pasado. Ha puesto en la calle a seis exconsellers y ha dejado en prisión a cuatro mártires. Eso no es la mitad; es un reparto del sesenta por ciento frente al cuarenta por ciento. Oriol Junqueras, el presunto hermano de Miguel Durán en de la ONCE; Joaquim “El panchito” Forn y los dos Jordis, el apellidado Sánchez y el apellidado Cuixart, deberán seguir purgando sus pecados entre rejas. Esa situación da que pensar también que Llarena no se arrodilló ante el Gobierno como preveían los separatistas, que se los imaginaban con las rodillas descarnadas; genuflexo ante Rajoy y el imperio. A ver si va a ser verdad que el Poder Judicial es independiente en este país y que los magistrados toman sus decisiones de acuerdo con lo que marca su conciencia... Por cierto, seguro que el flamenco Puigdemont ya está pesando que eso de hacer una aparición por sorpresa no es buena idea, no vaya a ser que un colega de Llarena le eche el guante.

Los cuatro mártires