TRABAJO SEGURO Y SALUDABLE

|

Los accidentes, las enfermedades, los problemas de salud y la muerte en el lugar de trabajo continúan imponiendo un peaje inaceptable para la economía y para los trabajadores europeos.

En la Unión Europea mueren todos los años más de 5.500 personas a causa de accidentes laborales, mientras que las enfermedades profesionales se cobran la vida de otras 159.000 más. Es decir, que se produce una muerte cada tres minutos y medio.

Unas tasas de accidentes, enfermedades y muertes como éstas tienen una repercusión directa en el crecimiento económico, la rentabilidad y el empleo en toda Europa.

De hecho, cada año se pierden al menos 450 millones de jornadas de trabajo, que representan un coste para la economía de la UE superior a los 490.000 millones de euros al año.

Con estas cifras y a pesar de que el tener un trabajo seguro y saludable es un derecho humano fundamental, lo cierto es que es necesario seguir sensibilizar a los trabajadores sobre los riesgos a los que se enfrentan y cómo abordarlos y además los empresarios necesitan saber qué deben hacer para que sus empleados se mantengan sanos, y cómo hacerlo.

Además, de todo esto, se debería integrar la seguridad y la salud en el trabajo en otros ámbitos de la política como la educación, la salud pública y la investigación, ya que los datos y la problemática así lo requiere actualmente.

TRABAJO SEGURO Y SALUDABLE