Unos baches canónicos

|

CRISTO lo advirtió: “Mi reino no es de este mundo”. La Iglesia, depositaria de sus enseñanzas, intenta encaminar a todos hacia ese otro reino, pero a muchos les cuesta, porque tienen que transitar por carreteras llenas de baches. Para evitar que se descarríen –y se descalabren– a causa de las fochancas, los curas del rural gallego han cogido la costumbre de bendecir los socavones del asfalto. El párroco de Xermade, mientras esparcía agua bendita con el hisopo, calificó de “camino al Calvario” la carretera que lleva a su iglesia. Si uno de esos sacerdotes rockeros que protagonizan de vez en cuando reportajes raros en las teles le pone música igual consigue un éxito tan importante como Led Zeppelin con “Escalera al cielo” y ACDC con “Autopista al infierno

Unos baches canónicos