Nadar sin guardar la ropa

|

Les cuento un detalle: Tras largar Villarejo lo de las pruebas falsas de la policía patriótica, con que acusar a Podemos de financiación irregular, como la del PP, la cosa está chunga. Mientras el PSOE se siente “perjudicado” (¿más que Podemos?), y Alberto Pozas dimitió de su cargo en  Moncloa, Eduardo Indra, machacante reiterado de Podemos, usaba sin reparo esas falsas pruebas de su financiación en programas televisivos, a pesar de  que catorce querellas sobre el asunto fueron archivadas por la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo. Ahora –éste es el detalle– Indra no tiene cojones a asomar el morro como imprescindible tertuliano en ninguna televisión. ¿Casualidad, o puta coincidencia? Estoy por asegurar que ni una ni otra. La causa puede ser porque la mierda flota, es muy difícil nadar en ella, y más sin escafandra ni botella de oxígeno. Tengo la sensación de que Indra, que no quiso respetar las formas ni  guardar la  ropa, ahora desaloja menos peso que la mierda y no flota ¡Ay, Arquímedes!

Nadar sin guardar la ropa