Luna de Valencia

|

Stanley Kubrick dijo que los yanquis no llegaron a la luna cuando dijeron, y él hizo una película simulando que llegaron. Ante la muerte accidental de  colaboradores suyos en el film, se recluyó en su casa, sin salir durante trece años, hasta cascar. Pues bien: Los chinos dicen que irán a la cara oculta de la luna. ¡Con un par! Y ¿cómo sabremos que llegarán, si la cara oculta de la luna no se ve? Es un puto misterio. ¿Harán algo parecido a lo que hizo un gallego que construyó un cohete para llegar al sol? Un vecino le dijo: Non  podrás chegar ao sol,  porque a nave vaise queimar, contigo dentro, porque no sol fai un calor de carallo. El futuro astronauta solar, sin quitarse el cigarrillo  contestó: Ti pensas que son tonto ou qué? Vou ir de noite, paspán! Claro que los chinos son más espabilados que el gallego, y como miran de soslayo (por eso tienen los ojos así) soslayarán la cosa yendo en luna nueva, cuando el sol le alumbre el culete. Eso si pueden aparcar, porque  está llena de alienígenas.

Luna de Valencia