El hombre más deseado en Ourense

|

LA situación aún no es tan inquietante como la que describe la Biblia con las plagas de Egipto, pero los ourensanos está cada día más preocupados por la reiterada  aparición de serpientes en plena ciudad. Los vecinos ya han avisado a la Policía Local, el Seprona y los bomberos de la proliferación de ofidios, que, al parecer, proceden todos de un mismo bajo abandonado, pero hasta ahora no se ha tomado medida alguna. Quizá, la mejor solución sería recurrir a Frank de la Jungla, que, si es listo y lo hace bien, a lo mejor hasta consigue un chollito en la Diputación, donde está permanente abierta la oficina de colocación y siempre será más cómodo trabajar cerca de unas termas que andar tirado por la selva.

El hombre más deseado en Ourense