EL CONTUBERNIO DE LONDRES

|

Osea, que un importante sector de la población de la ciudad de La Coruña casi se muere de hambre, y otros “egregios” coruñeses se gastan 145.000 euros en una campaña de promoción (¿?) en la ciudad de Londres –concretamente, en Canary Wharf–, para exaltar los múltiples valores que tiene Marineda –entre ellos, el estratosférico precio de los billetes de avión por parte de Iberia en La Coruña– y metérselos a los londinenses por donde les quepan, pero, eso sí, a base de 2.000 pinchos diarios.

A mí no me extraña absolutamente nada que expertos del sector hayan puesto el grito en el cielo y calificado la seudo campaña de “auténtica burrada”. Digamos ya –esperar más sería vergonzoso por nuestra parte– que en el “contubernio” de marras participaron de forma directa un cocinero: Diego Bello, una concejala que dicen es especialista en Turismo (¿?): María Luisa Cid, y la gerente de Turismo de La Coruña: Nini Arenas, completísima mujer, adelantada señora y auténtico cerebro gris de la operación, que, en un dechado de servicio a la ciudad de La Coruña y haciendo gala de sus múltiples sacrificios en pro de nuestra capital, resumía así sus ímprobos trabajos a favor de Marineda: “Entre las colas eternas, la marea humana, la oscuridad de la tienda y la música a todo volumen salí de Abercrombie con un buen mareo”.

Oh, Santo Dios, esta mujer es una mártir y merece que los coruñeses la suban a los altares: mira que salir con un buen mareo, en pro de la ciudad que le paga, eso no se da todos los días. Digan ustedes conmigo que semejante ópera cómica habría de contar con el “nihil obstat” de la Alcaldía de La Coruña, con lo cual ya puede el gobierno municipal colgarse una medalla más, entre las muchas y muy merecidas que ostenta.

Los expertos se carcajean de la efectividad de la operación y muchos necesitados coruñeses podrían dar pan a sus hijos con los 145.000 eurazos del ala. Vivir para ver

EL CONTUBERNIO DE LONDRES